Miedo al momento perfecto y la preocupación

Bienvenidos a este humilde blog el cual me está dando más que espacio para reflejar en que ando metido y cuales son mis movimientos.

Si sois emprendedores y no podéis quedaros conformados con lo que ofrecen y os gusta seguir vuestro propio camino aunque ello suponga abrir uno nuevo, ya tenemos algo en común.

Pero he podido ver en este tiempo (más de 10 años) que hay un momento en el que todo se queda como parado, estoy en lo que se llamaría zona de confort, pero estás recién llegado después de meses o quizás años de duro trabajo y ahora que estás en ese espacio se te hace extraño.

En este último año lo he sufrido varias veces, en mi caso, no sabía exactamente lo que me pasaba por que todo era perfecto, reflexionaba sobre mi momento y parecía todo perfecto, pero está claro, mi caracter me lleva siempre a seguir buscando, y aunque estacionarse en un lugar puede ser relajante, satisfactorio e incluso entretenido, siempre y cuando no te pases demasiado tiempo, sino puede hacerse incómodo, inquietante y aburrido.

Ya hace tiempo, algunos meses que puedo decir que decido en cierta medida mi horario y mi lugar de trabajo, pudiendo ser una mesa con un ala y mi sobremesa, o con mi portatil en una mesa de alguna cafetería o un parque disfrutando del trabajo al aire libre. Esto no ha sido cosa fácil, han sido muchos años de esfuerzo y sacrificio para llegar a este punto.

Ahora no tengo un jefe que me diga, pero si tengo suficientes clientes que esperan de mí la solución a su problema. Y no tengo el aval de una empresa a mi espalda, yo soy la empresa y como tal yo debo de dar respuesta, si me caigo, se cae la empresa, si triunfo, la empresa sigue creciendo.

El seguir creciendo es algo necesario, tanto a nivel personal como profesional (si es que existe tal diferencia). Ahora escribiendo desde un país diferente al mío y viendo por la ventana un paisaje tan diferente del que podría ver desde mi oficina, puedo darme cuenta de que al final da igual todo lo conseguido si lo venidero no está claro, si no hay un camino en adelante que me haga sentir el reto de dar un paso más, de crecer, de sentir la superación.

Todo esto lo cuento, por que el momento perfecto es el ahora y que el preocuparse no sirve de nada ya que es en el ahora cuando has de ocuparte de lo que quieres, muéstrate lo mejor que sepas y construye desde tu presente aquello que tanto quieres y cuando lo consigas, estoy seguro que tienes más pequeñas cosas que hacer y sigue disfrutando de cada paso. Al final… solo te quedará la tranquilidad de hacer lo que quieres yendo a favor de tus principios. Todo lo demás será un tiempo yermo que no guardará espacio en la historia.

Y después de haberme puesto un poco poético, deciros que si pasáis del momento perfecto a estar perdidos, es lo normal, cuando se llega a la perfección y el orden, tendréis que comprender que el péndulo llegó al momento álgido y tendrá que realizar el movimiento hacia su lado contrario. Así que preparaos para el Caos! utilizadlo como herramienta creativa, es el mejor momento!

Espero que os sirva! Un saludo!

 

Te puede interesar:

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *